LAS DISTRACCIONES Y LOS LAPSUS

Lo mejor de la tele siempre fueron los programas de tropiezos, distracciones y lapsus. ¿Porque nos gustan tanto las distracciones? Algo así como que cuando se baja la guardia desaparecen las reglas de presentación de la persona. (Justo al lado de las reglas es donde la expresión esta mas viva). ¿Y cuáles son las reglas de la presentación de la persona? ¿Porque son tan graciosos los patinazos,  las personas desencajadas y las cosas inapropiadas?  ¿Y porque cuando estoy distraído es cuando mejor me salen las cosas? Algo pasa con la atención.

“LAS DISTRACCIONES Y LOS LAPSUS”. 15 y 16 de Mayo de 2010

[table id=3 /]

Desde el equipo de Liminal GR nos queremos mantener receptivos a todas las posibilidades que nos ofrecen los internautas para abordar cada tema. Es por esta razón que se ha organizado el fin de semana “Las distracciones y los lapsus” en dos vertientes muy distintas. El sábado la distracción se sublima y se convierte en una experiencia trascendente. La creación, (la música y las imágenes) son la palanca para una experiencia meditativa. El domingo hay un giro radical. Aquí la distracción se presenta en forma de accidente, tropiezo, gazapo o patinazo y dará lugar a una sesión de “risas con palomitas” con todo tipo de dispositivos embromantes.

“David After”. En su dimensión más participativa Liminal GR hace una llamada a la acción teatral. Todas las personas que quieran versionear el famoso vídeo “David after the dentist” pueden mandar su versión grabada previamente o pueden venir el domingo a la sala y presentarla en el teatro. Las reglas del juego son conocidas por todos: Te llamas David y después de un “accidente”, (el dentista, un disgusto, un bofetón…), te encuentras en el asiento trasero del coche seriamente desconfigurado. Un homenaje al famoso niño del youtube y, sobretodo, una oportunidad para improvisar acciones teatrales, chifladuras, y desparrame en general.