Tres libros imprescindibles para las distracciones.

Divirtámonos hasta morir, de Neil Postman.
en catalán
Postman, N. Divertim-nos fins a mori. El discurs públic a l’época del show-business. Barcelona, Llibres de l’index. 1990
Postman dice algo así como que los americanos no hablan para comunicarse sino para divertirse.
El mundo de la televisión e Internet ha traído una gran cantidad de información hasta nuestros hogares, pero el resultado como dice Postman “es que los estadounidenses son los mejor entretenidos y, probablemente los peor informados del mundo occidental” (Pág.110).
“la televisión está alterando el significado de la expresión “estar informado”, al crear un tipo de información, que para ser más exactos, habría que calificar como desinformación. Y estoy empleando esta palabra casi en el mismo sentido en que es utilizada por los espías de la CIA o de la KGB. La desinformación no significa información falsa, sino engañosa, equivoca, irrelevante, fragmentada o superficial; información que crea la ilusión de que sabemos algo, pero que de hecho nos aparta del conocimiento”.
>>>>>>>>>>>>>>>>

Goffman, E. La presentacion de persona en la vida cotidiana, Madrid: Amorrortu- Murgula, 1987
Un ensayo imprescindible de etnometodologia sobre las reglas de presentacion de la persona. El articulo de la wikipedia sobre el libro dice esto:

Goffman parte de la base de que cuando nos mostramos ante otras personas intentamos trasmitir- de forma consciente o inconsciente- una determinada impresión sobre nosotros mismos. Para ello interpretamos el papel que queremos trasmitir. Así toda interacción social es una performace creada para la audiencia.

Goffman utiliza todo el arsenal terminológico del mundo del teatro: La acción se desarrolla en un escenario (stage), que condiciona en gran parte la obra (son muy diferentes las pautas comportamentales en una iglesia y en una discoteca); la obra es preparada en los bastidores (backstage) (por ejemplo el espejo en el que se ensayan expresiones faciales); los actores lo usan para hacer más creíble su papel, un vestuario y una atrezzo adecuados (Goffman usa el ejemplo de la fuerza simbólica que tienen la bata blanca y el estetoscopio en la relación entre médico y paciente).

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Suspensiones de la percepcion.
Jonathan Crary, Akal, 2008
Sinopsis de la editorial
Suspensiones de la percepción analiza la naturaleza paradójica de la atención en la cultura moderna, en tanto ha constituido tanto una condición fundamental de la libertad individual, la creatividad y la experiencia, cuanto un elemento central para el funcionamiento eficiente de las instituciones y de la economía. El autor sostiene que nuestra manera de contemplar y escuchar al otro es el resultado de un cambio crucial que se produjo en la naturaleza de la percepción en la segunda mitad del siglo diecinueve.

por M.R.